Incontinencia femenina: Tratamientos

Para los millones de mujeres afectadas con cualquier tipo de incontinencia, o pérdida de orina, hay excelentes tratamientos para aliviar esta condición incómoda y penosa. Mientras que muchas mujeres manejan el goteo con el uso de toallas sanitarias, y limitando la ingesta de líquidos que pueden empeorar la condición (como el café, el té y el alcohol), ver a un urólogo acerca de los tratamientos puede hacerle vivir sin incontinencia.

La incontinencia urinaria (IU) debe ser diagnosticada correctamente, ya que hay varios tipos diferentes y comunes: la incontinencia de esfuerzo, incontinencia de urgencia, vejiga hiperactiva e incontinencia mixta. El tratamiento debe adaptarse a la naturaleza exacta del problema. Sin embargo, algunos tratamientos serán eficaces para más de un tipo.

Remedios de Comportamiento

En un artículo anterior en este sitio, se mencionó que uno de los primeros pasos en el diagnóstico es que la paciente mantenga un registro del uso del baño y el goteo. El médico analizará el registro diario y lo discutirá con la paciente. En muchos casos, los hábitos urinarios de la paciente se pueden ajustar para ir al baño a horas muy específicas durante el día. Esto se llama “vaciamiento regulado” y es una manera simple de tomar el control sobre la micción. Los intervalos entre el uso del cuarto de baño se pueden alargar gradualmente, “re-entrenando” a la vejiga.

Otro remedio conductual es ejercitar los músculos del suelo pélvico, llamados ejercicios de Kegel.

PARA LOCALIZAR ESTOS MÚSCULOS, INTENTE DETENER EL FLUJO DE LA ORINA CUANDO SE UTILIZA EL INODORO.

Para localizar estos músculos, intente detener el flujo de orina cuando se utiliza el inodoro. (Son los mismos músculos que las personas contraen al evitar pasar gas en público.) Si los músculos débiles (sobre todo debido al parto) son la fuente del problema, su médico le explicará ejercicios sencillos que puede hacer unos pocos minutos cada día sin que nadie sepa que los está haciendo.

Para las mujeres que tienen dificultades al localizar los músculos correctos, quizá debido al daño del nervio, existe entrenamiento especial con biorretroalimentación o la estimulación eléctrica indolora.

Tratamientos Médicos para la incontinencia de esfuerzo: Dispositivo, Inyecciones, Cirugía

Dispositivo

Si la causa de la fuga es la incontinencia de esfuerzo, se puede insertar en la vagina un dispositivo simple llamado pesario. Es un anillo rígido que, cuando se coloca correctamente, crea presión sobre la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo) a través de la pared vaginal. Conduce a menos fugas mediante el reposicionamiento de la vagina. El médico repasará las precauciones para el uso de un pesario, y programará chequeos regulares.

Inyecciones

Sustancias para re-moldear las estructuras vejiga y la uretra aumentando el volumen (similar a las inyecciones de colágeno para rellenar los labios) se pueden inyectar sin dolor usando anestesia local. El médico inyecta las sustancias en áreas alrededor del cuello de la vejiga y la uretra para espesar los tejidos y reducir la abertura de la vejiga. Puesto que el cuerpo tiende a eliminar estas sustancias lentamente a través del tiempo, las inyecciones repetidas pueden ser necesarias.

Cirugía

Si la incontinencia es el resultado del deslizamiento de la vejiga fuera de su posición normal debido al parto o por otras razones, existen diferentes métodos quirúrgicos para restaurar la vejiga de nuevo a su lugar normal.

  • La suspensión retropúbica coloca hilos quirúrgicos (suturas) en lugares estratégicos unidos a fuertes ligamentos pélvicos para apoyar el cuello de la vejiga. Se obtiene acceso a través de una incisión debajo del ombligo. También se puede hacer junto con una histerectomía.
  • Procedimientos de apoyo se llevan a cabo a través de una incisión vaginal. Hay diferentes opciones, y diferentes tipos de materiales que de manera segura sostienen y apoyan el cuello de la vejiga.

Tratamientos Médicos para la Incontinencia de Urgencia y Vejiga Hiperactiva

Si la causa de la incontinencia urinaria se debe a espasmos de la vejiga causada por las señales nerviosas anormales, hay medicamentos especiales para bloquear estas señales. Su médico querrá saber de cualquier otro medicamento que esté tomando, ya que algunos medicamentos que controlan la inflamación o presión arterial alta pueden tener como efecto secundario problemas de control de vejiga. A veces, simplemente cambiando de un medicamento a otro, se alivia el problema. Al igual que con la incontinencia de esfuerzo, la biorretroalimentación puede ser útil en la localización de los músculos que pueden fortalecerse y re-entrenarse.

Si los tratamientos médicos o de comportamiento no controlan la incontinencia de urgencia, el paciente puede ser evaluado para un procedimiento llamado neuromodulación. Esto implica la implantación quirúrgica de un dispositivo que estimula los nervios que van desde la columna vertebral a la vejiga, y se hace a menudo en el momento de otra cirugía abdominal. Si otros tratamientos no han sido eficaces, su médico puede discutir la realización de pruebas para determinar si usted es un candidato para esta técnica.

Hable con su urólogo

Por desgracia, muchas mujeres sufren en silencio la incontinencia por vergüenza y pena. Soportan el uso de las prendas interiores absorbentes, o pañales, sin explorar una solución al problema de la IU. Esto puede conducir a una baja autoestima, la socialización y la actividad restringida, y también puede dar lugar a irritación de la piel y úlceras. Médicos como el Dr. Alarcón ofrecen una nueva esperanza. Si su calidad de vida se ve disminuida debido a la IU, hable con su urólogo para encontrar el tratamiento que puede cambiar su vida para bien.