Tratamiento del cáncer de riñón en Montebello, CA

Qué es el Cáncer de Riñón y Cómo se Trata?

El cáncer de riñón – también llamado carcinoma de células renales – es una enfermedad en la cual las células del riñón se vuelven cancerosas y forman un tumor. El cáncer de riñón comienza en el revestimiento de tubos diminutos (túbulos) en el riñón. Casi siempre se detecta a tiempo, a menudo como un resultado incidental en el diagnóstico de otra enfermedad. La detección temprana es buena, porque cuando los tumores son pequeños, hay una gama de opciones de tratamiento que son altamente eficaces y no afectan el estilo de vida o la salud en general.

Los riñones son dos órganos en forma de frijol, cada una cercana al tamaño de un puño. Se encuentran cerca de la línea de la cintura en cada lado de la columna vertebral. Su principal tarea es limpiar la sangre, eliminar productos de desecho y producir la orina.

Aunque no se conocen las causas exactas del cáncer de riñón, es más común en personas mayores de 40. Los hombres parecen ser diagnosticados casi el doble de veces que las mujeres. Algunos factores pueden aumentar el riesgo de cáncer de riñón, incluyendo: el tabaquismo, la obesidad, el uso crónico de ciertos medicamentos para el dolor, la enfermedad renal avanzada, ciertos factores de historia genética o familiar, y la exposición a toxinas ambientales. Sin embargo, estos y otros posibles factores no significan que el cáncer de riñón es inevitable; y muchas personas que son diagnosticadas con cáncer de riñón no tienen ninguno de estos factores de riesgo.

En muchos casos, las personas pueden no tener síntomas tempranos de cáncer de riñón. A medida que el tumor crece, pueden aparecer síntomas, tales como sangre en la orina, un bulto en el lado del abdomen, un dolor en el costado que no desaparece, y otros. A veces, una persona que tenga imágenes de diagnóstico por otras razones encuentra que tiene un área sospechosa en un riñón. Sin embargo, para confirmar un diagnóstico de cáncer de riñón, más exámenes, historia clínica y pruebas serán necesarias. Revisar indicios de propagación también ayudan a determinar la etapa del cáncer (qué tanto se ha progresado).

Hay varios tipos estándar de tratamiento para el cáncer de riñón. El más común es la cirugía, que puede realizarse como un procedimiento abierto o laparoscópico para extraer todo el riñón o solo una parte. (Recuerde que una persona puede funcionar normalmente con sólo un riñón, o todo un riñón y un riñón parcial en el otro lado.) Hay otros tratamientos mínimamente invasivos, incluyendo la crioterapia (congelación), la ablación por radiofrecuencia (ARF) usando ondas de radio de alta frecuencia para generar calor extremo, y un procedimiento llamado embolización arterial que bloquea el flujo de sangre al tumor por lo que no puede sobrevivir. Los nuevos tipos de tratamiento, tales como vacunas o terapias con fármacos dirigidos están en ensayos clínicos, y son prometedores.

En nuestro centro, trabajamos con cada persona que sospecha padecer de cáncer de riñón, que ha sido diagnosticada con él, para desarrollar un plan de tratamiento con la mejor oportunidad de erradicar el cáncer y la menor posibilidad de crear una carga estilo de vida. Si se detecta a tiempo, el cáncer de riñón tiene una de las tasas de curación más altas de todos los cánceres, y estamos orgullosos de ser parte de la solución.

Request an Appointment