Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre tiene un orgasmo durante la relación sexual más pronto de lo que él o su pareja desean.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La eyaculación precoz es una queja común. Y rara vez es causada por un problema físico. La eyaculación precoz en una relación que está comenzando casi siempre es causada por la ansiedad y el exceso de estimulación. La culpa y otros factores psicológicos también pueden estar implicados. La condición suele mejorar sin tratamiento.

Cómo obtener ayuda

El diagnóstico implicará tipicamente una historia médica completa, incluyendo cualquier circunstancia(s) que rodearon la aparición de los síntomas y un examen físico. Por lo general, no hay hallazgos anormales con la condición. El Dr. Alarcón puede obtener información más útil entrevistando al paciente solo o junto con su pareja.

Síntomas y gravedad

El momento en la relación cuando el hombre eyacula antes de tiempo es el mejor indicador del estado y su gravedad. Esto puede variar desde antes de la penetración hasta un punto justo después de la penetración. Puede dejar a la pareja sintiéndose insatisfecha.

La eyaculación precoz crónica puede ser un signo de ansiedad o depresión. Un psiquiatra o psicólogo puede ayudar a tratar estas condiciones.

Sensación Reducida

Se puede aplicar una crema anestésica local en el pene para disminuir la estimulación. Disminución de la sensibilidad en el pene puede retrasar la eyaculación. El uso del condón también puede tener este efecto para algunos hombres. Si estas técnicas de distracción causan dificultad para mantener una erección, medicamentos utilizados para la disfunción eréctil pueden ayudar.

La evaluación por un terapeuta sexual, un psicólogo o psiquiatra puede ayudar a algunas parejas. En la mayoría de los casos, el hombre es capaz de aprender a controlar la eyaculación mediante la educación y mediante la práctica de las técnicas simples descritas anteriormente.

Tratamiento

Natural: La práctica y la relajación deben ayudarle a lidiar con el problema. Algunos hombres tratan de distraerse con pensamientos no sexuales (por ejemplo, nombrar los jugadores de béisbol y sus récords) para evitar excitarse demasiado rápido. Hay varias técnicas útiles para probar.

El método “pare y siga”: Esta técnica implica estimulación sexual hasta cuando el hombre siente que está a punto de alcanzar el orgasmo. Detener la estimulación durante unos 30 segundos y volver a iniciar. Se repite este patrón hasta que el hombre quiere eyacular. La última vez se continúa la estimulación hasta que el hombre alcance el orgasmo.

El método de “compresión”: Esta técnica implica estimulación sexual hasta cuando el hombre reconozca que está a punto de eyacular. En ese momento, el hombre o su compañera aprieta suavemente el extremo del pene (donde el glande se une al eje) durante varios segundos.

Detener la estimulación sexual durante unos 30 segundos, y luego comenzar de nuevo. La persona o la pareja pueden repetir este patrón hasta que el hombre quiere eyacular. La última vez que se continúa la estimulación hasta que el hombre alcance el orgasmo.

Medicamentos

Los antidepresivos como el Prozac pueden ayudar, porque uno de sus efectos secundarios es prolongar el tiempo que se tarda en llegar a la eyaculación.